A 51 años del Cordobazo

Se cumple un nuevo aniversario del Cordobazo. Fue la mañana del 29 de mayo de 1969 el inicio de una jornada histórica que se convirtió en el comienzo de la caída de la dictadura del General Onganía. Jornada que se extendió durante dos días en las calles, donde el pueblo enfrentó a la policía y al ejército a partir del asesinato del trabajador de SMATA, Máximo Mena. Días en que se manifestó una férrea unidad de obreros/as y estudiantes, a la que se sumaron en forma decidida los/as vecinos/as de los barrios populosos de la ciudad de Córdoba. El Cordobazo no fue una acción espontánea. Se dio en el marco de una huelga general. Su andamiaje fue el trabajo desarrollado por un sindicalismo antiburocrático y de liberación, encuadrado en la CGT de los Argentinos, encabezada por dirigentes como Agustín Tosco. Tuvo el antecedente de férreas luchas del Movimiento Obrero y del Movimiento Estudiantil en gran parte del país.


Lo importante no es recordar esta fecha sino valorarlo como un momento importante de nuestra historia y, que como tal, dejaron marcas y enseñanzas. Los sucesos históricos son irrepetibles porque se dan en un marco político, económico y social propio de ese momento, por lo que no se trata de traerlo a la actualidad en forma caprichosa. Con este criterio podemos decir que hay algunas cosas que nos enseña el Cordobazo y que hoy tienen plena vigencia.


En primer lugar es que cualquier acción que emprendamos necesita de la participación de una porción importante de los/as trabajadores/as. El otro tema es la organización. Cualquier batalla que entablemos, así sea por una mínima reivindicación, necesita de un grado de planificación, de toma de responsabilidades, de cumplimientos de una serie de tareas, que nos lleve a librar esa batalla en forma consiente y dirigida. El otro punto es la unidad. Enriquecernos con la diversidad de opiniones y dejar de lado las diferencias secundarias para juntarnos por un objetivo común y superior. El otro tema a destacar es qué tipo de organización construimos. Necesitamos crear herramientas en las cuales nos sintamos bien, participes de las decisiones que se toman, una organización de iguales con un programa claro que nos marque hacia dónde nos dirigimos.


Creemos que estos elementos tienen plena vigencia y es por eso que te invitamos a participar, a organizarte junto a tus compañeros/as en tu lugar de trabajo y a bregar por la unidad en defensa de nuestros derechos. Por todo esto te convocamos a sumarte a SITEBA para construir un sindicato antiburocrático, democrático, participativo. Independiente de los patrones, los gobiernos y los partidos políticos.

En este 29 de mayo los bancarios exigimos:
– Apertura de Paritarias
– Constitución de los Comités Mixtos de Salud e Higiene

SITEBA. Un nuevo modelo sindical

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *